Joan Vinyals

Uno es fan de Juan Perro (alter ego de Santiago Auserón), y en sus conciertos he conocido a su guitarrista Joan Vinyals. Fue amor a primera vista, vi enseguida que era un músico versátil: un solo de jazz, un riff bluesero, un ritmo funk, rock… con acústica o eléctrica (su culona 335). Hasta se atreve con el scat. Uno de los mejores guitarristas que he visto últimamente en directo. Señoras y señores, es un honor entrevistar en septimamenor a Joan Vinyals.


¿Cómo surgió tu conexión con la música?

La música está conmigo desde siempre; me dicen en casa que ya cantaba antes de aprender a hablar.

Cuéntanos tu primer contacto con la guitarra.

Mi hermano mayor compró una guitarra española con un libro de acordes; esos curso del CEAC (o algo así) de la época.
Pronto la dejó arrinconada; yo llegué un día de la escuela y la cogí. Mirando el libro con los dibujitos de cómo poner los dedos me resultó muy fácil. Así empecé.
Lo malo es que yo soy zurdo, así que la cogí al revés. Tenía la prima arriba, y el bordón abajo. Estuve tocando así unos 4 ó 5 años, hasta que alguien me aconsejó cambiar las cuerdas de posición.

¿Cuál es tu formación musical? ¿Crees que es fundamental estudiar solfeo para ser un buen músico?

Durante mucho tiempo yo fui autodidacta. De hecho, nunca he estudiado el instrumento. He tenido profesores de guitarra, pero no he dado técnica del instrumento con ellos; he estudiado escalas y acordes, y he trabajado el mástil por mi cuenta, con algunos consejos.
A los 14 años me apunté al Conservatorio Municipal de Música de Barcelona, pero no me gustó. Estaba en una edad en que era mucho mayor que mis compañeros, con la voz recién cambiada… A los 16 una de mis hermanas compró un piano. Contratamos un profesor particular y estudié 4 cursos de solfeo y dos de piano en dos años. Me examinaba libre en el Conservatorio y me fue bien. Luego el profesor no podía venir más, y sus sustituta no me convenció. Volví a dejarlo.
Al acabar el Servicio Militar me apunte al recién creado Taller de Músics de Barcelona. Allí estudié toda la carrera y al acabar me quedé de profesor durante muchos años.
Tengo la licenciatura Superior en Jazz por el ESMUC (Escuela Superior de Música de Catalunya).
La música requiere una facilidad innata, y muchas veces eso es motor suficiente para desarrollar una carrera y crear arte de gran categoría; sólo hay que pensar en los artistas flamencos, cuya gran mayoría no han estudiado música.
Por otro lado, si se quiere ser profesional y dedicarse exclusivamente a la música, estudiar la carrera es de mucha ayuda, pues te pone en contacto con el código que comparten todos los músicos del mundo. Es, sin duda, algo primordial.

La música requiere una facilidad innata, y muchas veces eso es motor suficiente para desarrollar una carrera y crear arte de gran categoría.

¿Cómo te defines como guitarrista?

Mis raíces son el blues y el rock por un lado, y la música mediterránea y de autor por otro. Con el tiempo he buceado en todos los estilos, y mi manera de tocar se nutre de todos ellos, por lo que quizás la mejor definición es: ecléctico.

Has tocado con formaciones propias y has acompañado a artistas como Companyia Elèctrica Dharma, Pau Riba, Gato Pérez, The Driffters, Carme Canela, Alex Warner, Víctor Bocanegra, Nevoa, Louisina Red, Johhny Mars, Freddy “Fingers” Lee, Big Mama, Dani Nel.lo, Ramoncin, Luz Casal, Mercedes Ferrer, Los Rebeldes, Los Mustang, Los Sirex, Pablo Carbonell, Yoko Ono. Has sido telonero de Joe Cocker. Como hemos comentado, ahora estás con Juan Perro. Mucha variedad! No te has aburrido, no?

Soy una persona que necesita novedad y variedad en la vida; la música me ha proporcionado eso y mucho más. A lo largo de los años van surgiendo proyectos, colaboraciones y oportunidades de tocar con distintos tipos de músicos. Se trata de ser honesto y dar lo máximo en cada ocasión. La diversión está asegurada.

Soy una persona que necesita novedad y variedad en la vida; la música me ha proporcionado eso y mucho más.

En tu visita a EE.UU. estudiaste con John Abercrombie y conociste a músicos como Gil Evans, Dizzy Gillespie, Mark Egan, Bob Moses. ¿Qúe tal fue conocer a estos monstruos?

Fue en mi primer viaje a EE.UU. Tuve la oportunidad de codearme con gente muy importante dentro del mundo del jazz y la música contemporánea. Yo, entonces, estaba en pleno proceso de aprendizaje, estudiando en el Taller de Músics y descubriendo el jazz. Había asistido a un seminario donde estudié clon profesores americanos que luego me encontré en Nueva York y que me acogieron como a uno más. Ir a casa de Abercrombie tres veces a la semana a tocar con él y escucharle fue muy importante para mí. Cuando volvía a España había cambiado, y me di cuenta de lo vasto del horizonte que tenía ante mí.

También has trabajado en películas y programas de TV: Musical Express, Gent d’Aquí, el cortometraje «Barbara Weil – Arte en Movimiento» (premio a la mejor música original otorgado por el Festival de Cine de San Sebastián). Participas en la grabación de los coros de la película «La Espada Mágica» de la Fox. Compones y grabas la música para la película «Pirata» producida por TV3, diriges la banda del programa de TV3 «Ja Hi Som», y la banda de Roque Navaja. Protagonizas el musical «Hair», con más de 100 representaciones en el teatro Goya de Barcelona. ¿Qué exprimes de todas estas experiencias?

Como te dije antes, en todo proyecto hay mucho que aprender y la ilusión y el entusiasmo son básicos para que las cosas lleguen a buen puerto. En cada nuevo proyecto siento que estoy empezando, y eso me mantiene fresco y curioso para seguir aprendiendo cada día.

La política no necesita de la cultura; en general es un tema que incomoda a los políticos y que “despachan” lo más aprisa que pueden. No hay ideas, no hay interés y no genera suficientes votos.

¿Cómo ves la MÚSICA en la actualidad? ¿Antes la música se disfrutaba y ahora se consume? ¿Es todo demasiado NEGOCIO?

La música es la música, la industria es otra cosa y manipula los hilos para hacer negocio. La gente a la que le gusta la música tiene criterio y decide qué escuchar y qué comprar; el resto “consumen” según les dicta el mercado.

Siguiendo el hilo de la pregunta anterior, ¿crees que Pink Floyd tendría éxito en la actualidad?

Probablemente sí. Su música tiene la calidad y el interés suficiente para gustar a una gran cantidad de melómanos.

Perdona, te voy a tirar de la lengua: ¿Qué te parece la gestión de los políticos en la CULTURA?

La política no necesita de la cultura; en general es un tema que incomoda a los políticos y que “despachan” lo más aprisa que pueden. No hay ideas, no hay interés y no genera suficientes votos. De momento la gestión es nefasta; a ver qué pasa con los nuevos partidos.

Nunca he sido un guitarrista de grandes equipos. Mi sonido es clásico: un amplificador de válvulas y una buena guitarra.

Vamos al tema, háblanos de tu equipo: guitarras, amplis, pedales… Tanto en estudio como en directo.

Nunca he sido un guitarrista de grandes equipos. Mi sonido es clásico: un amplificador de válvulas y una buena guitarra. Después de la última crisis me he quedado con mis dos joyas: Una Stratocaster y una Gibson 335.
Actualmente las enchufo a un ENGL Thunder 50 que me encanta, y como pedales tengo un Volumen / Wha Dunlop, y un delay BOSS mini rack. La reverb del ampli, y si no tengo el de válvulas, uso un pedal de distorsión.
Ibanez TubeScreamer. Tengo también una acústica y una española Alhambra, de las que estoy muy satisfecho.
En casa tengo mi home studio; trabajo con ProTools y una tarjeta RME Fireface 400.

Santiago (Auserón) me llamó en marzo del 2010, cuando estaba buscando guitarrista. Fui a su casa, tocamos un rato y me contrató.

No puedo dejar de preguntarte por Juan Perro. Las veces que os he disfrutado en directo ha existido una complicidad total con él, se os ve AMIGOS. ¿Cómo fue vuestra unión musical?

Santiago me llamó en marzo del 2010, cuando estaba buscando guitarrista para sustituir a Norberto Rodriguez. Fui a su casa, tocamos un rato y me contrató.
El hecho de que yo también componga mis canciones y las cante con mi grupo me da una perspectiva diferente a cualquier otro guitarrista en cuanto a cómo acompañar, cómo vestir la canción armónicamente, etc.
No siento la necesidad de lucirme como instrumentista cuando estoy tocando, prefiero trabajar para la canción, para la música. El resto viene solo.
También contó mi experiencia con dúo acústico. A Santiago le gustó este enfoque y nos entendimos muy bien desde el principio.

¿Referencias musicales? ¿Guitarristas? ¿Qué escuchas en casa, en la intimidad?

He escuchado tantas cosas diferentes y a tanta gente, que sería interminable citar aquí mis influencias. Todo me influencia, constantemente.
Al principio escuchaba mucho rock y blues, me gusta mucho Johnny Winter, también Hendrix, Clapton… Luego estudié jazz y me entusiasmaron guitarristas como Abercrombie, Metheny, Joe Pass, Tal Farlow, Wes Montgomery…
Me gusta mucho Pino Daniele, un cantautor italiano, una especie de Sting a la italiana.
Pero no solamente escucho a guitarristas; prefiero sacar solos y estudiar las maneras de tocar de otros instrumentistas (pianistas, trompetistas, saxofonistas…). Es una magnífica manera de aprender cosas diferentes y crear un estilo más personal.

De mi profesión me disgustan los advenedizos que se aprovechan sin tener ni idea y prostituyen la profesión.

¿Qué es lo que más te gusta y lo que menos de tu profesión?

Me gusta todo. Quizás lo único malo es el arribismo; los advenedizos que se aprovechan sin tener ni idea y prostituyen la profesión.

¿Qué proyectos tienes para el futuro?

Estoy a punto de publicar mi segundo disco como solista, y eso conllevará presentaciones y actuaciones por todo el estado español; también tengo una gira americana con Juan Perro y producciones para otros artistas.

Gracias Joan por dedicarnos tu tiempo y acercarte a septimamenor. Si quieres añadir algo a nuestros lectores…

Gracias a vosotros por vuestra amabilidad; y gracias a todos los lectores por mantener vivo el interés por la música.

Joan Vinyals


Un plato: canelones de Sant Esteve
Una canción: Little Wing
Un miedo: A estas alturas, ya no le temo a nada.
Un color: Azul cielo
Un vicio confesable: El chocolate
Una utopía: Que pudieran convertirse en realidad.

Esta entrada tiene 4 comentarios

  1. Paloma

    Tengo el inmenso placer de haber escuchado en directo unas cuantas veces -y no pocas- a Joan Vinyals. A menudo uno acude a un concierto atrapado por el cantante principal (en el caso de los grupos) o por el músico que lo da. Eso es normal. Son los que dan la cara y la voz… pero la mayor parte de las veces olvidamos la cantidad enorme de personas que acompañan, visten, refuerzan y ayudan a dar presencia en el escenario a los mismos. En ese gran abanico tenemos todo un backstage (luces, sonido, mezclas…) y también los demás músicos que quedan en penumbra, haciendo los ecos melódicos de las canciones. Joan Vinyals podría pertenecer a este último grupo, pero es imposible que el foco principal no le llegue a él también, porque su acompañamiento se convierte en parte misma de la voz del cantante principal… Así al menos me lo parece a mí. Y además creo que no puede ser de otro modo cuando la música la sientes desde dentro y la sabes expresar como él. No pasa desapercibido, es un gran músico, no cabe duda.
    Desde aquí, felicitarlo por haber sabido contribuir a la música con su don y agradecerle cada buen rato que ha compartido. Se ha recibido.

    1. Jesús

      En formato dúo acústico, en un combo con viento, con orquesta… Da igual Paloma. Joan Vinyals se desenvuelve con mucha solvencia, a la vez que transmite siempre buen rollo con los músicos y con el público.
      Gracias por comentar.

      Un beso,
      Jesús

  2. Antonio Alcaraz

    No conocía a este músico. El haberse curtido en la música de esta manera me ha sorprendido. Me cae bien este tipo.

    1. Jesús

      Es un pedazo de guitarrista, Antonio.
      En el próximo bolo de Juan Perro os venís. Disfrute asegurado!!!!!
      Un abrazo,
      Jesús

Deja una respuesta

El responsable de este sitio es Jesús Sánchez León. La finalidad es gestionar los comentarios, con la legitimación de tu consentimiento otorgado en el formulario. El destinatario de tus datos es Webempresa (el hosting de este blog, ubicado en España) y podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición de tus datos.