Juanjo Melero
Juanjo Melero

¿Te suenan bandas como Sangre Azul, Marshall Monroe, Santafé o Def Con Dos? Pues todas ellas y muchas más tienen en común que tuvieron como guitarrista a nuestro invitado de hoy: Juanjo Melero. Guitarrista y compositor, que ha colaborado con infinidad de artistas, ha participado en diversos musicales (“Hoy no me puedo Levantar”, “Forever King of Pop”…), ha compuesto bandas sonoras para la publicidad y cine, etc., en definitiva un músico inquieto con muchas cosas que decir. Su último trabajo “Pies de Barrio” es una lección de cómo hacer Rock, buenos riffs, y buenas melodías y letras. No te lo pierdas!!!

¿Cuando apareció la música en tu vida? ¿Y la guitarra?

Se podría decir que aparecieron a la vez, cuando tenía once años estaba viendo en casa una película protagonizada por Dean Martin en la que boxeaba a ritmo de vals; le pedí a mi hermana mayor si me enseñaría a tocar eso en la guitarra y al poco tiempo estaba tocando blues con los colegas del colegio…

Uno de tus primeros grupos fue Marshall Monroe. ¿Cómo fue esa etapa (ensayos, directos, grabación del LP…)?

Fue una etapa muy ilusionante que marcó nuestro carácter para el resto de la vida. Nos acostumbramos a pelearlo todo a muerte, nos pagamos nuestro disco en Kirios, “Lujo y Pasión”, nos buscábamos las actuaciones y ensayábamos todo lo ensayable y nos lo pasábamos en grande…

Marshall Monroe fue una etapa muy ilusionante que marcó nuestro carácter para el resto de la vida.

Dejas Marshall Monroe y te incorporas a Sangre Azul. ¿Cómo surgió dar este paso?

Nosotros éramos fans de Sangre Azul, de hecho una semana antes de que me llamaran, estando a punto de salir a tocar a un concierto me dijo José (batería de Marshall Monroe): «Tío, pareces de Sangre Azul…» fue una premonición.

Grabaste “El Silencio de la Noche” con Sangre Azul. ¿Qué nos puedes contar de aquellos momentos? ¿Cómo fue la grabación y la gira del disco?

Yo entré en Sangre Azul en el año 1988, recién grabado «Cuerpo a Cuerpo» y a las dos semanas estábamos tocando en el Rockódromo delante de 40.000 personas, y después esperaban los más de 80 conciertos que hicimos ese año, así que cuando llegó la grabación de «El Silencio de la Noche» yo ya estaba totalmente integrado en el grupo y había participado en el proceso de creación del disco. Recuerdo cuando nos poníamos los cinco a sugerir y crear las letras en el local de ensayo de «Papi», al lado del aeropuerto haciendo pequeñas pausas cada vez que aterrizaba un avión.

La grabación fue toda una experiencia, muy intenso todo, vivíamos juntos en el estudio de Ibiza y hacíamos doble turno; por las noches grabábamos voces y algunas guitarras y por el día bases. En esa gira empezamos a hacer algunos conciertos fuera de España, en Francia y en México. Fue una época muy intensa, ensayábamos casi todos los días y vivíamos por y para el grupo.

La realidad de Los Ángeles se encargó de dejarme claro que vivir en U.S.A. es una aventura peligrosa: gente armada por la calle, robos a pleno día y la adicción al crack del cantante de la banda (FEEL IX) son algunas de las situaciones que me tocó vivir.

Sangre Azul se separa y decides probar suerte en U.S.A. ¿Qué te lleva a quedarte allí? ¿Fue dura aquella etapa?

Fruto de uno de esos viajes a México, por un retraso en el avión, nos dieron como compensación a Cozy (batería de Ángeles del Infierno) y a mí un billete abierto a cualquier parte del mundo. Y ya en uno de los viajes anteriores habíamos comprobado que U.S.A. era la «primera división» del Hard Rock, así que yo vi ese billete como una llamada del destino a intentar jugar en esa «primera división» y, la verdad, es que llegué un martes y el viernes estaba grabando un disco en San Diego, así que no se puede entrar con mejor pie… Luego la realidad de Los Ángeles se encargó de dejarme claro que vivir en U.S.A. es una aventura peligrosa: gente armada por la calle, robos a pleno día y la adicción al crack del cantante de la banda (FEEL IX) son algunas de las situaciones que me tocó vivir. Hicimos una gira por California y por México en la que el cantante estuvo un par de veces en la cárcel y me pedía pusiera mi guitarra de fianza… Rock And Roll!!

Vuelves a España, formas Santafé, posteriormente te incorporas a Def Con Dos, produces un disco de la Cabra Mecánica, colaboras como guitarrista con otros artistas, hasta que decides en 2008 publicar tu primer disco como Juanjo Melero. ¿Qué te ha aportado cómo músico toda esa experiencia adquirida tras tu paso por distintas bandas? ¿Se ve la música de la misma forma estando en ella cómo músico qué cómo productor?

Al volver a España, traía la cabeza en un estado de ebullición incontrolable y con ganas de hacer cosas interesantes. Coincidí con Susana Ruiz y nos lanzamos a mezclar estilos en Santafé. El grupo tuvo una notable repercusión, pero cuando estábamos a punto de firmar por una compañia de discos multinacional un contrato de cinco años, por desavenencias internas la banda se rompió. Con Def Con Dos y La Cabra Mecánica aprendí y maduré mucho.

Juanjo Melero
Juanjo Melero

Luego vino un proyecto muy particular en el que trataba de aunar mi inquietud musical con mis ganas de poner la música al servicio de proyectos solidarios: Universo Violento. Hicimos dos discos de «precio libre», la gente pagaba por ellos lo que quería y lo recaudado iba a proyectos solidarios. Esto tuvo una consecuencia curiosa para mí, como con lo que me apetecía hacer no ganaba dinero, porque eran proyectos solidarios, tenía que acompañar artistas cada vez más horteras para ganar dinero. 2008 fue muy importante para mí pues “Filosofía doméstica” y ahora “Pies de Barrio” me han devuelto mi identidad de siempre en el camino del rock!

Tu primer disco como Juanjo Melero fue “Filosofía Doméstica” (2008) ¿Los temas que lo componen vienen de atrás? ¿Son temas nuevos para la ocasión? ¿Qué músicos colaboran contigo en el disco?

«Filosofía Doméstica» nació en un momento en el que yo estaba tocando a diario en el musical de Mecano (2005-2008), y eso me dejaba el día libre para componer y crear esas canciones de vuelta al rock en las que contaba mi realidad vital de ese momento pero intentando que pudiera tocarle la fibra a cualquiera, con cercanía y naturalidad. Para esa grabación conté con los compañeros que tocaban conmigo en aquel momento: Pepo Gómez al Bajo y David Hyam a la batería pero colaboraron grandes amigos a los que admiro (Carlos Raya, Juan Cerro, John Parsons…).

Con Albert Hammond hemos recorrido más de 14 países y ha sido una gran experiencia con un staff de diferentes países en el que una noche te sorprendes contando chistes de catalanes en inglés y tocando en clubs míticos del mundo donde han tocado los más grandes (Fabrik en Hamburgo, Amager Bio en Copenhague…) o compartiendo escenario con grupos míticos como Uriah Heep o Sweet.

Después de tu primer disco como Juanjo Melero y hasta la publicación del segundo, has estado, (y estás actualmente) de gira con Albert Hammond. ¿Cómo es girar con un clásico de la música? ¿En qué otros proyectos estuviste involucrado durante esos años?

Efectivamente, estos últimos cuatro años he tenido la suerte y el privilegio de acompañar a un mito de la música pop que ha compuesto canciones para artistas como Johnny Cash, Roy Orbison, Tina Turner, The Hollies, Duffy, Joe Cocker, Diana Ross… Hemos recorrido más de 14 países y ha sido una gran experiencia con un staff de diferentes países en el que una noche te sorprendes contando chistes de catalanes en inglés y tocando en clubs míticos del mundo donde han tocado los más grandes (Fabrik en Hamburgo, Amager Bio en Copenhague…) o compartiendo escenario con grupos míticos como Uriah Heep o Sweet.

En 2014 publicas tu segundo trabajo como Juanjo Melero “Pies de Barrio”. ¿Cómo surge el nombre del disco? ¿Qué músicos y colaboradores te acompañan esta vez?

El nombre del disco es culpa de Miguel Ángel Collado, que cuando yo le comenté que acababa de escribir una canción para un futuro nuevo disco que se llamaba “pies de barro”, él me replico: «Coño, pies de barrio, qué bueno…». Yo dije: «Ejem, me has oído mal; es pies de barro, pero ahora que lo dices, mola mucho más “pies de barrio”«Claro!!» Me dijo él. Y así comenzó la historia de este disco que ha sido grabado con Dani Serrano en la otra guitarra, César Valerón en la batería y Txarlie Solano al bajo y en el que se han implicado todos mis ex compañeros de Sangre Azul, llegando en el caso de Carlos Raya a encargarse de la mezcla del disco, donde ha hecho un trabajo increíble.

Las composiciones de este disco, tanto a nivel musical como de letras, nos parecen sencillamente geniales. ¿Qué te inspira a la hora de componer música y letras?

El planteamiento del disco esta vez, era que fuese un poco más homogéneo que «Filosofía» y así, los temas musicalmente están muy definidos en la onda AC/DC, Aerosmith, Van Halen… es decir, hard rock de siempre y si se trata de contar historias, intentar que fueran directas pero cuidando mucho que a la hora de expresar una imagen no sea de manera estándar, intentando encontrar mi particular visión de las cosas. El resultado es “Pies de Barrio” que cuando me lo canto con mis hijos en el coche siempre se me hace corto; supongo que eso es buena señal…

Aún recuerdo el montón veces que le pregunté a mi maestro de armonía, Alberto Martín, cuánto tiempo se necesitaba para aprender todo acerca de la música y siempre me respondía que quizá en tres o cuatro vidas…

Eres un estudioso de la música y la guitarra, tienes diversas titulaciones académicas relacionadas con la música y la guitarra. ¿Crees que es imprescindible el conocimiento del instrumento y la armonía para poder ser un buen músico?

Lo más importante es saber tocar, nadie ve a un guitarrista tocando sin alma y metiendo gambas sin parar y dice, joooder cuanta armonía sabe este tío, estaá tocando la escala “octófona”!!. Hay que tocar bien y después, y fruto de la curiosidad que genera intentar relacionar acordes con melodía, surge la necesidad de saber lo que tocas y es entonces cuando hay que ponerse las pilas con la armonía para solidificar tu manera de tocar y una vez que empiezas quieres aprenderlo todo. Esa es la filosofía que manejamos en nuestra escuela de Rock Riff And Roll. Aún recuerdo el montón veces que le pregunté a mi maestro de armonía, Alberto Martín, cuánto tiempo se necesitaba para aprender todo acerca de la música y siempre me respondía que quizá en tres o cuatro vidas…

¿Qué nos puedes contar de Riff And Roll?

Pues que desde hace tres años y con toda la ilusión del mundo abrimos RIFF AND ROLL, escuela de Rock, en la que enseñamos sobre todo a tener actitud y a tocar, que parece una obviedad pero no lo es. Hay muchas escuelas que se dedican a contarte la teoría de cómo se toca y no a tocar. Yo tuve una experiencia acojonante como profesor en la Factoría de Músicos y el Rockservatorio, que fueron proyectos pioneros en Madrid y con la experiencia acumulada y un método propio al estilo de la Rock School de Londres estamos gozando de lo lindo inculcando a nuestros cachorros el veneno del rock.

Creemos que el equipo del músico es importante a la hora de grabar y tocar en directo. ¿Qué equipo utilizas para grabar y para los directos?

Pues cada tipo de canción requiere un tipo de guitarra, yo tengo básicamente clásicos… una Grestcth del ’67, una Telecaster ’75, Gibson SG, Strato, mi Hammer Californian Elite, una Yamaha SA- 2500 del año ’80 tipo 335 que suena brutal… y de amplis, Marshall JCM 800, Vox AC·30 (inglés por supuesto!!), Peavy classic 30, un Comet que me hizo mi amigo Fausto de Faustone… más muchos cacharros acústicos: Bouzouki, mandolina, mandola, banjo guitar y de mis acústicas mis favoritas una Martin HD28 y una Alhambra J3 de 2003. Para el rock la SG y el Marshall.

Tuvimos la oportunidad de verte en directo en Madrid este año, y pudimos comprobar que los temas del nuevo disco “Pies de Barrio” están hechos para sonar en vivo. ¿Cuándo podremos ver de nuevo a Juanjo Melero presentando el disco en directo?

El 12 de diciembre estaremos en la sala El Grito de Fuenlabrada junto con Teto y S-21, aunque a partir de septiembre andamos cocinando algunas otras salas por ahí. Con estar un poco atentos a juanjomelero.com o al facebook se puede estar al día.

¿Qué proyectos tiene el futuro para Juanjo Melero?

Presentar «Pies de Barrio» por donde nos dejen y quizá hagamos algunos conciertos con Santafé, que andamos en ello…

Gracias Juanjo por dedicarnos tu tiempo, si quieres decir alguna cosa más a nuestros lectores…

Gracias a vosotros, Rock On!!

Juanjo Melero y Pasku
Juanjo Melero y Pasku

 

Deja una respuesta

El responsable de este sitio es Jesús Sánchez León. La finalidad es gestionar los comentarios, con la legitimación de tu consentimiento otorgado en el formulario. El destinatario de tus datos es Webempresa (el hosting de este blog, ubicado en España) y podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición de tus datos.