Triángulo de Pink Floyd
Triángulo de Pink Floyd

A principios de noviembre de 1986, Roger Waters presenta una demanda contra sus excompañeros de Pink Floyd por sus intentos de rebautizar el nombre del grupo sin él. Waters declara que el proyecto del grupo se encuentra «creativamente desgastado» y que desea que no se lleve a cabo para mantener su prestigio.

[quote]Se debe reconocer que los Pink Floyd se han separado. Esta acción legal evitará los posibles malentidos porque la banda no existirá más.[/quote]

Roger Waters
Roger Waters en el Palau Sant Jordi de Barcelona (The Wall Live)
Fuente foto Roger Waters: alterna2

En estos momentos, David Gilmour, Nick Mason y Richard Wright están grabando nuevo material con la intención de editarlo bajo el mítico nombre, y Waters, como era de esperar, actúa. El antiguo líder realiza declaraciones reveladoras sobre su relación con el resto del grupo durante los últimos años.

[quote]Grabar «The Final Cut» fue un purgatorio. Hubo diferencias personales, políticas y filosóficas. A David Gilmour no le gustaban algunas de las canciones. No le gustaba que yo criticara la intervención del gobierno conservador en el Atlántico sur, y no presentaba ninguna alternativa.[/quote]

El motivo de la demanda de Waters es que éste se entera de que Gilmour y Mason han abierto una cuenta para «el nuevo proyecto de Pink Floyd». David Gilmour, por su parte, no se muerde la lengua y contraataca:

[quote]Por lo que a nosotros respecta, Roger Waters dejó el grupo el pasado mes de diciembre y el resto no tenemos ninguna intención de disolver la banda o de no llamarnos Pink Floyd. Nadie ha dicho que el nombre de Pink Floyd sea enteramente suyo. Cualquiera de nosotros que lo haga es extremadamente arrogante.[/quote]

En medio de las tempestades, EMI (compañía musical de Pink Floyd), pese a su declaración de «neutralidad», toma partido por Gilmour, ya que soporta económicamente todo el peso del proceso legal.

A finales de diciembre, la revista británica «Q Magazine», anuncia que Waters será autorizado por el Alto Tribunal de Londres para disolver oficialmente Pink Floyd. Se equivoca. Poco después, la noticia de que Gilmour y Mason (Wright queda al margen del proyecto) tienen plenos derechos sobre el nombre del grupo inunda los teletipos de todo el mundo. Water debe callar y encajar la derrota.

Afortunadamente, la «marca» Pink Floyd tuvo un final feliz con el concierto que ofrecieron el 2 de julio de 2005, en los actos del G8. El sentido común se impuso al rencor.

Reunión de Pink Floyd en el concierto del G8
Reunión de Pink Floyd en el concierto del G8 (julio de 2005)
Fuente foto «Reunión de Pink Floyd en el G8»: http://www.pinkfloydz.com/live8.htm
Fuente foto portada: Julio Zeppelin
Fuente de la entrada: Colección Imágenes de Rock. Editorial La Máscara

http://vimeo.com/5146366

Deja una respuesta

El responsable de este sitio es Jesús Sánchez León. La finalidad es gestionar los comentarios, con la legitimación de tu consentimiento otorgado en el formulario. El destinatario de tus datos es Webempresa (el hosting de este blog, ubicado en España) y podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición de tus datos.