Sting en Cap Roig - GironaSting abrió el Festival de Cap Roig en Calella de Palafrugell (Girona), dando al público lo que quería: el set nostálgico de The Police junto con el repertorio más pop de su carrera en solitario. Pocos son capaces de triunfar arriesgando tan poco.

Festival de Cap Roig en Calella de Palafrugell (Girona)
Festival de Cap Roig en Calella de Palafrugell (Girona)

 

 

Nos acomodamos en los asientos Manuela, Antonio, Paloma y un servidor, relajados para disfrutar. No teníamos ni idea del formato de este concierto, pero en cuanto sonó el primer tema, le intuí a Paloma: “No va a tocar ninguna de su último disco (The Last Ship)”. Y así fue. Al pueblo hay que darle lo que desea.

Fiel a la clásica puntualidad británica y ante 2000 personas, el carismático músico abrió con “If I ever lose my faith in you”. Siguieron “Every little thing she does is magic” de The Police, y la comercial “Englishman in New York”. Sota, caballo y rey. El artista saludó al público con un “Bona nit” («las únicas palabras que sé en catalán», aclaró después). La facha hypster de Sting, con esa barba tan poblada, contrarrestaba con el repertorio mainstream que nos iba a entregar.

Sting en Cap Roig - Girona - 10-07-2015 03Con 63 tacos, Sting está en plena forma y luce una voz perfecta, de registro algo más grave pero llegando a los agudos como siempre lo ha hecho.
Los músicos eran primeros espadas: Dominic Miller a la guitarra; Vinnie Colaiuta a la batería; David Sancious al teclado y Jo Lawry a las voces. A parte estaba el joven violinista Peter Tickell, un portentoso descubrimiento.

Luego sonó “So Lonely”, donde algunos empezaron a levantarse de sus “exclusivos” asientos. Siguió “When the world is running down, you make the best of what’s still around” (me encanta esta canción), con una jazzística improvisación de piano eléctrico a cargo del gran David Sancious.

Sting habló poco pero interactuó bastante con el público, animándonos a cantar «más fuerte» con él en “Heavy cloud, no rain”.

Otra gran tema de The Police, “Driven to tears”, con un solo estremecedor de violín de Peter Tickell, me puso los pelos de punta; el joven alumno frente al catedrático, tocándole de tú a tú.

Siguieron la tranquila y sencilla (pero qué bien compuesta!) “Fields of gold” y “The hounds of winter”, donde se lució la corista Jo Lawry.

La hermosa “Shape of my heart”, con Dominic Miller a la guitarra española, sonó limpia y diáfana.

“Walking on the moon”, “Message in a bottle” y “De do do do, de da da da” sellaron la primera parte del concierto, rematada por el clásico “Roxanne”, fundida magistralmente con “Ain’t no sunshine” de Bill Withers, volviendo al estribillo de “Roxanne”. Quizá el momento musical más brillante de la noche.

En los bises, el músico siguió con la moruna “Desert Rose” y el himno “Every breath you take”, ya con las 2000 criaturas en pie. Acabó con una segunda tanda de bises en la que regaló una versión power de “Next to you” y la balada “Fragile”.

Un buen concierto de vigoroso pop con alardes jazzísticos.

Gracias Paloma!

Esta entrada tiene 4 comentarios

  1. Antonio

    Qué más se puede añadir, un sueño hecho realidad. Precioso lugar, orden, puntualidad y respeto por parte de Sting hacia sus seguidores. Sonido perfecto. Matices sobre matices de versiones de sus propios temas. Músicos de primer nivel. Siempre tiene alguna sorpresa que produce el deleite de los fieles. Un regalo inolvidable. Gracias Manu

    1. Jesús

      Se me ha olvidado Antonio: el sonido fue de 10. Además, nosotros estábamos entregados. Y nuestras mujeres, también de 10.
      Un abrazo y gracias por comentar,
      Jesús

  2. paloma

    Lo de gracias (y me dirijo a los posibles lectores), es porque las entradas para este concierto fueron un regalo por su 50 cumple! (bueno, uno de sus regalos… es una buena excusa para permitirse uno este tipo de excesos, que si no se viven, no te hacen sentir vivo).
    La verdad es que fue un espectáculo, una escapada maravillosa en un lugar de ensueño, y es que Sting ya no necesita estadios, ni capitales… elige dónde quiere tocar y para quién. Todo un lujo.
    Ahora bien, constato que forma parte de uno más del lote que viven aún con la música de hace varias décadas… Me hubiera encantado disfrutar de un directo de su nuevo disco, muy irlandés, medio celta, donde ha metido tres valses acojonantes y cuya originalidad mucho menos comercial, requeriría quizá de una puesta en escena más íntima, más directa. Eso es lo que eché a faltar en Palafrugell… Quizá ahora con nuevos aires políticos que parece que van a dar opciones a la cultura en nuestra tierra, podamos soñar con esta puesta en escena a la que me refiero en el mismo Palau de la Música de Valencia…
    Mr. Sting, if you can read this, consider this option! Thks a lot.

    1. Jesús

      Y tanto que me haces sentir vivo Paloma, ya lo sabes 😉
      Y volver a Mas Trobat, el «PARAÍSO» donde estábamos alojados, me llegó directamente al corazón.
      Nunca podré agradecerte lo que haces por mí.
      Bsssssssssss,
      Jesús

Deja una respuesta

El responsable de este sitio es Jesús Sánchez León. La finalidad es gestionar los comentarios, con la legitimación de tu consentimiento otorgado en el formulario. El destinatario de tus datos es Webempresa (el hosting de este blog, ubicado en España) y podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición de tus datos.